UC
Inicio / Facultad facilita espacio protegido para potenciar la escritura de los académicos

Facultad facilita espacio protegido para potenciar la escritura de los académicos

Grupo de escritura

La iniciativa, comandada por la Dirección de Investigación y de Desarrollo Académico, busca facilitar un espacio de tres horas semanales a los profesores y profesoras que necesiten dicho periodo para avanzar en la escritura de sus avances en investigación.

 

La Dirección de Investigación y de Desarrollo Académico de la Facultad de Educación de la Universidad Católica comenzó, en marzo de este año, con un “grupo de escritura” que titiene como objetivo que los profesores y profesoras de la unidad tengan la posibilidad de avanzar todas las semanas en la escritura de artículos y avances de investigación, entre otras necesidades. El espacio que ya lleva seis sesiones ya está disponible para todos los académicos.

La instancia, guiada por la académica Natalia Ávila, es voluntaria y busca “favorecer la escritura académica en la Facultad. Es un espacio en el cual las y los profesores se comprometen a dedicar tiempo a la escritura, ya que una de las dificultades a las que se enfrentan a la hora de escribir, es el tiempo que le dedican a esta actividad. Por lo general, la escritura tiende a pasar a un segundo plano, siendo que es una de las actividades más importantes en la vida de un académico. Por eso, este grupo está dedicado a destinar tiempo a la escritura”, dice la directora de Investigación, María Inés Susperreguy.

Según Susperreguy, en cada sesión se comparten técnicas de productividad y se fijan metas de escritura, ya sea para el día, el mes o el semestre. Al ser un espacio protegido por la Facultad, apoyado por la decanatura, “los participantes se comprometen a ocupar ese espacio sólo para escribir, por lo que se desconectan de sus correos y redes sociales para destinar tres horas a la tarea”, explica la académica.

Una metodología que, según Susperreguy, ha logrado una buena dinámica grupal en la que todas y todos colaboran en torno a un mismo objetivo: escribir. “Nos reunimos constantemente en un ambiente grato, en un horario fijo y con metas definidas. Y, si bien trabajamos por objetivos individuales, existe un trabajo colaborativo entre pares, ya que tenemos metas personales pero al mismo tiempo nos apoyamos”, dice.

Las académicas y académicos interesados pueden obtener más información sobre esta iniciativa acercándose a Dirección de Investigación.