UC
Inicio / Listado de noticias / La experiencia de “Clase Invertida” que unió a Educación e Ingeniería UC

La experiencia de “Clase Invertida” que unió a Educación e Ingeniería UC

fli 1

Los académicos de la Facultad de Educación y de la Escuela de Ingeniería ofrecieron una charla magistral a las y los estudiantes de Pedagogía durante la bienvenida del año académico 2018.

 

Los últimos resultados del Simce tanto en Lenguaje como en Matemáticas arrojaron que existe un estancamiento en los aprendizajes de los y las estudiantes del sistema escolar chileno. Un escenario que genera preocupación entre las autoridades del Mineduc, los profesores de aula y académicos a cargo de formar a futuros docentes.

Según datos analizados en 2007 por el profesor titular de la Escuela de Ingeniería, Miguel Nussbaum, quien dictó una charla magistral en la bienvenida académica 2018 de la Facultad de Educación de la UC, las notas de los estudiantes en el ramo de Matemáticas - desde primero básico a cuarto medio - descienden a lo largo de la trayectoria escolar.

fli 2

En este escenario, entonces, ¿los niños y niñas están aprendiendo lo estándares esperados? Según el académico, no: “Lo que ocurre es que la distancia entre lo que aprenden los niños y lo que espera el sistema es cada vez mayor. Es decir, lo niños cada vez están más alejados de lo que el sistema y el currículum espera de ellos, cada vez saben menos”.  El experto agregó que esta brecha, también, se muestra en los resultados del Simce de segundo medio.

¿Cómo acortar, entonces, estas brechas y asegurarnos de que los procesos de enseñanza sean mejores? Los académicos de la Facultad de Educación y Escuela de Ingeniería de la Universidad Católica unieron esfuerzos y apostaron por adoptar la metodología de “clase invertida” (Flipped Classroom) desde el 2015 en distintas cátedras de los estudiantes de Pedagogía.

fli 3

Uno de los académicos es el Jefe de Pregrado y académico de la Facultad de Educación UC, Francisco Rojas, quien explicó que “la clase invertida” se trata de “una metodología de enseñanza que se ha aplicado tanto en escuelas como en universidades y consiste básicamente en invertir la sesión de clases. Si yo antes enseñaba primero teoría y conceptos, lo que hay que hacer ahora es diseñar experiencias de aprendizaje activo y éste se da fuera y dentro del aula… la idea es que los estudiantes vengan al aula a realizar actividades más concretas”.

Este trabajo en conjunto apuesta por una mirada distinta en la forma de enseñar y se aplica en las cátedras de Didáctica de la Lectura y Matemáticas. La iniciativa fue financiada por el 29 concurso Fondedoc de la Vicerrectoría Académica de la Universidad Católica.

Asimismo, este proyecto apuesta por mejorar el proceso de aprendizaje de los alumnos y alumnas del sistema escolar. Esta última misión estará a cargo, en parte, de los futuros profesores que se educan en la Facultad de Educación de la UC.

fli 4

 

Una misión que comparte Alejandra Meneses, quien es Jefa del Departamento de Didáctica de la Facultad y académica del equipo: “Uds. (futuros docentes) son agentes del cambio social, ahora la pregunta que nos vamos a hacer es cómo formar profesores. Nosotros llevamos formando profesores 75 años y en los últimos años hemos trabajado arduamente para proponer un modelo formativo basado en la práctica”.

La Facultad de Educación cambió en 2012 su malla curricular y apostó por un modelo centrado en la práctica, por lo que todos sus estudiantes, desde el primer año de carrera, se acercan a la experiencia real de una sala de clases.

Esta apuesta tiene como objetivo que “ustedes (alumnos) puedan desarrollar todas aquellas habilidades profesionales claves que permitan que Uds. generen las oportunidades de aprendizaje para todas y todos los estudiantes de nuestro país y ese es nuestro objetivo”, explicó Meneses.

Y para potenciar esto, dijo Nussbaun, hay que elevar la posición de las habilidades superiores “que se conocen como las cuatro C: la comunicación, colaboración, el pensamiento crítico y la creatividad”. El académico insistió, eso sí, que “no se trata de eliminar los contenidos, si no que llevarlos a otros planos”.

Una opinión que compartió, durante la charla magistral, Rojas: “Una clase invertida apuesta a transformar la manera de enseñanza y todo esto genera que los estudiantes se involucren en sus procesos de aprendizaje: discutan, opinen y adopten un rol más activo en el proceso”.

Información periodística: Paulina Salazar, pasalazarv@uc.cl.