UC
Inicio / Listado de noticias / Cómo integrar la educación emocional en la formación docente

Cómo integrar la educación emocional en la formación docente

Esa fue la principal problemática abordada en el Seminario “Herramientas teatrales en la pedagogía: socio y psicodrama para la formación docente”, liderado por la académica de la UMCE, Lery Mejías.

Hace casi un año, las cifras alertaban que el 57% de las y los profesores estaba pasando por un desgaste extremo debido a la pandemia que aún sigue presente. Un tema que inspiró el webinar “Herramientas teatrales en la pedagogía: socio y psicodrama para la formación docente”, organizado por la Facultad de Educación y que forma parte del Ciclo de Seminarios en Sociología Clínica: Métodos Dramáticos para la Investigación en Educación y enmarcado en el proyecto Fondecyt 11180638.

La instancia fue liderada por Lery Mejías, académica de la Universidad Metropolitana de Ciencias de la Educación (UMCE), quien señaló que la salud mental de los docentes ha estado históricamente desafiada, desde el surgimiento de la “escuela antiemocional” durante el siglo XVIII: “En la revolución industrial se empezaron a estandarizar los procesos con un afán de ser más productivos. Se empieza a sentar a los alumnos en filas y empieza a desaparecer la dimensión emocional".

Pero ¿cómo rescatamos esa dimensión? A través de herramientas psico y socio-dramáticas, aseguró Mejías. “Hay tres elementos fundamentales del psicodrama en la teoría de vínculos: el encuentro; poder soltar mis prejuicios, lo que yo creo que el otro va a decir o piensa; y ahí se abre el espacio para la espontaneidad y la creatividad. Cuando Jacob Levy Moreno crea el psicodrama, originalmente como una aproximación terapéutica, lo que él buscaba generar era que fluyera la espontaneidad y salir de lo que él llama la ‘conserva cultura’, que tiene que ver con la rigidización de los roles”

El psicodrama es una dramatización de distintas problemáticas, tomando roles ajenos y experimentando el conflicto en lugar de conversarlo. “Se trata de explorar temáticas socioeducativas atingentes al rol docente a través de situaciones análogas a la vida real. No hago psicodrama con un protagonista que trae una situación personal, en la formación docente traemos lo que le pasa a un otro, una historia, y jugamos los roles que trae esa historia, pero no los propios”.

Según Mejías, "en general, en el ejercicio docente se debe vincular (las emociones) y no nos están preparando para abordar esta dimensión que, según Juan Casassus en un estudio de la UNESCO, es la variable que más impacta en el aprendizaje". Por ello, la académica cree necesario abordar las emociones en el aula de forma directa: “El bienestar está asociado a la vivencia emocional, de las emociones placenteras y aquellas que nos resultan incómodas, y en la expresión sana de esas emociones”.

“Yo como docente tengo que trabajar en mi propio bienestar emocional para poder estar en condiciones de acompañar o dar contención a un grupo curso, y eso requiere harto trabajo, mucha sensibilidad y preparación”, agregó.

Revive el seminario aquí: