UC
Inicio / Listado de noticias / Estudiantes de regiones valoran las clases virtuales del Magíster en Educación UC

Estudiantes de regiones valoran las clases virtuales del Magíster en Educación UC

Las clases semi presenciales son una opción favorable para organizar de mejor forma los tiempos entre estudios y el trabajo, además de permitir la asistencia para quienes viven fuera de Santiago. Dos estudiantes del sur de Chile nos cuentan sus experiencias con las semi presenciales del programa.

Estudiar un postgrado no es una decisión fácil. Las y los estudiantes deben ponderar el tiempo y dinero que invertirán en el programa, las horas de estudio, la carga horaria del trabajo y la vida misma. Asimismo, muchas veces las aspiraciones son lograr un cupo en alguna universidad de destacado nivel. Una meta que se hizo realidad para Juan Vargas (31), profesor de lenguaje de Enseñanza Básica en el Colegio Ayelén, ubicado en la localidad de Dalcahue, Chiloé, cuando se enteró que el Magíster en Educación de la UC es de carácter semipresencial.

“El sistema semipresencial es una gran ayuda porque los viajes también tienen un costo económico”, dice Juan, quien optó por estudiar en la mención Liderazgo Educacional del Magíster, y agrega que “lo ideal sería estar siempre presencialmente, pero esta modalidad ha sido muy favorable para mí que vengo desde lejos”.

Juan viaja cada dos semanas desde Dalcahue, hasta llegar al aeropuerto de Puerto Montt y a partir de ahí toma un avión que le permite llegar a Santiago. Sólo el trayecto en avión desde Puerto Montt a la capital dura aproximadamente 1 hora y 43 minutos.

¿Cómo logra coordinar sus actividades entre sus estudios, el trabajo y la distancia física? Juan responde que ha recibido apoyo tanto de sus amigos, compañeros de trabajo y desde la misma universidad. En su lugar de trabajo le acomodaron su carga horaria para que él pudiera retirarse más temprano y alcanzar los vuelos. “En Santiago tengo una amiga que me ha recibido. Así que si bien esto es un proceso un poquito más sacrificado siento que vale absolutamente la pena”, comenta y destaca que las y los profesores del Magíster han sido muy comprensivos con su situación porque “de repente hay cosas que uno no puede controlar, como el retraso de los aviones, etc. Si uno llega más tarde se integra, les puedes hacer las consultas y ponerte al día. Se puede”.

A Juan se suman otros 58 estudiantes de distintas regiones del país en el programa que cuenta con más de 50 años de trayectoria y que este año ofrecerá 7 menciones para la admisión 2023.

Entre este listado de alumnos fuera de la Región Metropolitana está Álvaro Velásquez (34), profesor de Historia en Enseñanza Media del colegio San Francisco Javier de Puerto Montt y estudiante del Magíster en Educación, mención Evaluación de Aprendizajes. Álvaro viaja desde Puerto Montt hasta Santiago para asistir a sus clases presenciales cada dos semanas. Para él, la presencialidad es una “inversión de energía y tiempo que me entrega muchos réditos en cuanto a poder conocer a mis compañeros, compañeras y profesores. Poder aprender de forma presencial es un privilegio”.

Sin embargo, está agradecido con el sistema híbrido que ha adoptado la Facultad de Educación, ya que la conexión virtual le ha permitido reunirse, sin necesidad de viajar, con sus compañeros y compañeras de postgrado. “La virtualidad ha sido utilizada por el programa para las clases, pero también nos sirve para organizar de forma más eficiente nuestro tiempo”, señala y añade que “si no hubiera una dinámica semipresencial no podría ser parte del programa de Magíster en este momento”.

Puedes conocer más sobre el programa de Magíster en Educación UC en nuestra página web.